23 septiembre, 2014 serviesco

La alianza guerrilla-bacrim enciende alarmas en la Costa

Luego de la emboscada del pasado martes, perpetrada por las Farc y miembros del clan Úsuga en la que murieron siete uniformados, las Fuerzas Militares incrementan operativos en la región.
Las fuerzas armadas de la región Caribe se mantienen en alerta máxima ante los inminentes ataques de las Farc y el ELN, que tal como lo dijo esta semana el presidente Juan Manuel Santos, han hecho una alianza con las bandas criminales como el clan Úsuga para atentar contra objetivos militares y policiales, como ocurrió el martes en una emboscada en Córdoba. (Vea la infografía Presencia de grupo armados al margen de la ley en la Región Caribe).No obstante las declaraciones del presidente Santos y del director de la Policía, general Rodolfo Palomino sobre esta alianza, las Farc, en un comunicado del Bloque Iván Ríos, se atribuyeron ayer el ataque de Puerto Libertador en el que murieron siete policías y otros cinco resultaron heridos, pero negaron vínculos con el clan Úsuga (antiguos Urabeños).Ocho horas después del ataque armado, Palomino reveló que el Frente 58 de las Farc al mando de ‘el Mocho’, actuó de manera conjunta con los Úsuga como retaliación de las acciones de Ejército y Policía contra esta bacrim. El 9 de septiembre, tropas del Batallón de Infantería No 4 capturaron a Jorge Garavito Alvarado, alias ‘el Calvo’, segundo al mando de esta bacrim en el sur  de Bolívar. (Leer Los primos Úsuga en Farc y bacrim).Inteligencia militar reveló que ‘el Calvo’ sería el coordinador de cobro de extorsiones a mineros y comerciantes de Achí, Tiquisio, Montecristo, Guaranda y San Martín de Loba.Además de ese acuerdo delincuencial, existe un estrecho vínculo familiar: Darío Úsuga, alias Otoniel, máximo cabecilla Úsuga, es primo hermano de Luis Úsuga Restrepo, alias Isaías Trujillo, jefe del bloque noroccidental de las Farc.Los informes de la II Brigada y de la Infantería de Marina revelan que Atlántico, Magdalena y Sucre están libres de la presencia guerrillera.Se encienden alarmas. En casi toda la geografía del Caribe, la fuerzas militares dan cuenta de la presencia de las Farc, y en algunos territorios del ELN, que hace menos de tres años, habían sido considerados por las Fuerzas Militares como reductos diezmados de la subversión.Ahora, la insurgencia no solo está reapareciendo en la Costa con mayor presencia, sino que a veces, aliados con bandas criminales, o cada una por su lado, se han hecho sentir cometiendo secuestros, desplazamientos, ataques, extorsiones, homicidios y amenazas, generando pánico entre la población.Jorge Garavito Alvarado, alias ‘el Calvo’, segundo al mando del clan Úsuga, fue capturado en Coyongal, Achí.En sur de Córdoba, los hostigamientos son constantesPuerto Libertador fue escenario de un ataque de esa alianza entre guerrillas y bacrim, siete policías muertos y ocho heridos fue el saldo. El hecho puso de presente una amenaza  latente.En este territorio delinquen los frentes 58 y Quinto de las Farc, que están en jurisdicción del Nudo del Paramillo y que precisamente son combatidos por la Fuerza de Tarea que lleva ese mismo nombre, según lo indicó el comandante de la Brigada XI, con sede en Montería, coronel Ulises Figueredo.Así las cosas los municipios en riesgo son los que se comparten las faldas de ese parque nacional natural: Puerto Libertador, Montelíbano, Valencia y Tierralta.El alcalde de puerto Libertador, Reomedre Carrascal, acaba de pedirle al Gobierno una base militar permanente que asegure mayor confianza a los campesinos. En esa jurisdicción, específicamente en el corregimiento Puerto López, ocurrió el martes en la mañana la masacre de 7 policías.“Son casos repetitivos que se han dado en el sur y no queremos que sigan ocurriendo, por eso elevo esta solicitud ante el mismo Presidente, Juan Manuel Santos. Creemos en nuestra fuerza pública y por eso es que pedimos más presencia”, indicó el mandatario.Cabe señalar que el frente 58 – según inteligencia militar – tiene varias comisiones. La que hostigó al puesto de Policía del corregimiento Tierradentro, en jurisdicción de Montelíbano, el martes nueve de septiembre, fue la que dirige alias ‘Ermides’; pero la que atacó a los miembros del Escuadrón Móvil de carabineros, Emcar, este martes, fue otra comisión del frente 58, al mando de alias ‘El Mocho’.“Las operaciones que desarrolla la Brigada XI y la Fuerza de Tarea Nudo de Paramillo se hacen en área general del parque nacional natural, contra todas las comisiones que desarrollan el frente 58 de las Farc”, indicó el coronel Figueredo.
Cabe señalar que este frente está al mando de Joverman  Sánchez Arroyave, alias ‘El Manteco’, quien según el Ejército se mueve con mucha destreza en la selva del Paramillo, porque conoce muy bien la zona.El director de la Policía, general Rodolfo Palomino, en la zona donde perecieron los agentes atacados en Córdoba.El Cesar no quiere repetir terrorLa Defensoría del Pueblo lanzó esta semana  una alerta temprana por el tránsito y accionar de los frentes 41 de las Farc y José Manuel Martínez Quiroz del ELN, en estribaciones de la serranía del Perijá, cerca al corregimiento de Media Luna, en el municipio de San Diego.En ese mismo corredor se desplazan por Codazzi, Becerril, Manaure y La Jagua de Ibirico.Al norte, por la Sierra Nevada, el Ministerio Público advirtió sobre la presencia de una nueva estructura paramilitar que se hace llamar Autodefensas Gaitanistas de Colombia, que estaría en los alrededores del corregimiento La Mesa para cobrar vacunas a agricultores y expendedores de gasolina ilegal en Río Seco, en jurisdicción de Valledupar.En Media Luna, la guerrilla atacó dos veces en el último año a la estación de Policía. En el sur del Departamento reapareció el secuestro.Cinco personas han sido plagiadas por células ilegales, entre ellas, el ELN que se atribuyó el plagio de un geólogo en Curumaní. Los otros casos se han registrado en Aguachica y Pailitas, donde existe presencia de una banda criminal.“Estamos alertando a las autoridades para que tomen medidas frente a las situaciones de riesgo que pueden generar estas organizaciones al margen de la ley en el Cesar”, dijo el defensor del Pueblo en este Departamento, Omar Contreras.El coronel Juan Alberto Libreros, comandante de Policía en Cesar, señaló que el director de la Institución, general Rodolfo Palomino, alertó a las estaciones, subestaciones y bases en todos los departamentos para estar atentos y evitar que se repitan lo ocurrido en Córdoba.Coronel Alexis Iván Cantillo, comandante II Brigada.Sur de Bolívar,  la guerra es por el oroLa nueva fuente de financiación de la guerrilla de las Farc y el ELN en el sur de Bolívar no son los secuestros como ocurría hace diez años, sino el cobro de extorsiones a quienes explotan las minas de oro, asegura el coronel Alexis Iván Cantillo, comandante de la II Brigada.Explica que por lo anterior, la tarea en su jurisdicción, de 35.253 hectáreas, es mantener “neutralizados” a los integrantes del frente 37 de las Farc, al mando de alias Mario Managua, que opera en municipios como Montecristo y Santa Rosa, en tanto que el frente Luis José Solano Sepúlveda tiene su accionar en Norosí y Arenal.“Tenemos el área controlada, tanto, que hemos dado de baja a alias ‘el Pollo’ alias ‘David’, de las Farc, mientras que capturamos a alias ‘Elkin’ o ‘el Mocho’, del ELN.Cantillo dice que ahora la alianza entre la subversión y las bandas criminales se concentra en cobrar extorsiones de un promedio de 200 millones mensuales a cada propietario de mina de oro en el sur de Bolívar.El oficial se siente satisfecho porque en el resto del radio de acción de las tropas de la II Brigada, el orden público está bajo control. “Atlántico y Magdalena están libres de guerrilla. Hace diez años no se podía decir eso”, añade.En Magdalena, por ejemplo, van 154 capturados por robo, abigeato, portel ilegal de armas y tráfico de estupefacientes. En Atlántico son 264 capturas, 97 de los cuales fueron por porte ilegal de armas.En La Guajira, el aliado del ‘Clan Úsuga’ es el Frente 59En La Guajira tiene presencia el frente 59 de las Farc, revelóel coronel Alejandro Calderón Celis, comandante de Policía en este Departamento.La acción de los insurgentes se concentra en los municipios de Barrancas, El Molino, San Juan del Cesar, Urumita, Villanueva, Fonseca, La Jagua del Pilar, Maicao, Albania y en los corredores de movilidad que atraviesan la Serranía del Perijá que conducen a Venezuela y en estribaciones de la Sierra Nevada.El oficial indicó que no se tiene conocimiento de que este grupo armado tenga alianzas con el clan Úsuga, por cuanto el accionar de esta banda criminal es en Riohacha, Maicao y la Troncal del Caribe. “Creemos que no sucede porque operan en lugares diferentes, además las bacrim en esta región están debilitadas”, aseguró Calderón.En lo que va de este año han sido capturados 38 integrantes de las bandas criminales en La Guajira.Estamos ejerciendo control en Sucre, dice Infantería de MarinaEl coronel Luis Gómez, comandante de la Infantería de Marina, dijo que en el departamento de Sucre no existe presencia de la guerrilla.El reporte oficial indica que en las áreas rurales de este territorio, los Frentes 35 y 37 de las Farc tuvieron una fuerte presencia delictiva.El coronel Carlos Alberto Wilches, comandante de la Policía en Sucre, confirmó que la zona está “libre” de la subversión, pero  advierte sobre el accionar delincuencial del clan Úsuga, sobre el que se adelantan labores de inteligencia.Entre tanto, en Bolívar las autoridades reportaron que no hay subversión, aunque indicaron que en el pasado delinquían en el área rural del sur los frentes 35 y 37 de las Farc, hoy totalmente controlados por las Fuerzas Militares. Sin embargo, dan cuenta del tránsito de grupos, al parecer de la guerrilla, que no tienen asentamiento en esa jurisdicción.Fuente: El heraldo.

Contáctenos

Deje en nuestras manos su Seguridad!