25 febrero, 2016 serviesco

Distrito evaluará en 45 días resultados de acción del Ejército

Los resultados de la estrategia de vigilancia conjunta del Ejército y la Policía en el barrio Las Flores, al igual que en otros 14 puntos de la ciudad, será evaluada en 45 días por la Alcaldía Distrital, con el fin de medir su efectividad y proponer mejoras en la medida.

La estrategia fue recibida con optimismo por habitantes de Las Flores donde uniformados de la Segunda Brigada continuaban ayer realizando control y vigilancia.

Roque Zúñiga, un pensionado del Seguro Social, quien desde hace 40 años vive con su familia en Las Flores (localidad Riomar) recibió con beneplácito la presencia de los soldados en este sector ya que, según dijo, esto transmite respeto, confianza y tranquilidad.

A Zúñiga le preocupa el flagelo del microtráfico y espera que con el Ejército este sea erradicado.

“A veces uno teme salir en la noche. A las mujeres les da miedo por ejemplo ir a la farmacia en la Vía 40 porque temen algo, por eso es bueno que el Ejército esté en la calle”, expresó Zúñiga.

A este hombre no le tiembla la voz para decir que en la zona expenden drogas y eso “es lo que tiene a la juventud pérdida”.

Al igual que Zúñiga, Luwin Lizarazo, un transportador que desde hace 40 años reside en este popular barrio, expresó su satisfacción y espera que el Ejército haga equipo con la Policía para que “acaben con la venta de drogas”, que es lo que ha causado daño al barrio en los últimos años.

Lizarazo espera que los delincuentes en moto, que llegan de otros barrios se alejen con los controles que ejercerá el Ejército.

Nancy Buitrago asegura que los turistas que llegan a Las Flores a disfrutar de los mariscos en los diferentes restaurantes y a pasear en el tren que los conduce a Bocas de Cenizas, donde el río se une con el mar, estarán más tranquilos y seguros.

“Creemos que con la presencia del Ejército se fortalecerá el turismo”, dijo Buitrago, una mujer que se gana la vida vendiendo refrescos en el tren que conduce a Bocas de Ceniza.

Guillermo Hernández, otro habitante de la zona, asegura que Las Flores es un barrio de gente buena y que la situación de microtráfico no solo se da en este sector sino en diferentes barrios de Barranquilla.

“Por la tranquilidad de Barranquilla y la seguridad de todos es bueno que los militares estén en la calle”.

Son 15 las zonas en las que 150 hombres del Ejército harán presencia de manera conjunta con la Policía, los sectores priorizados según el alcalde Char son: La Bendición de Dios, Siape, Las Flores, Rebolo, La Chinita, El Ferry, El Bosque, Gardenias, Carrizal, Juan Mina, La Playa, La Pradera, Pinar del Río, Villanueva y La Luz.

En estos puntos el director del Área Metropolitana, Jaime Berdugo, realizó una visita para verificar que se estuvieran ejecutando las acciones

EL HERALDO hizo un sondeo a través de Twitter en el que pregunto; ¿cree que el inicio de controles entre el Ejército y la Policía ayudará a mejorar la seguridad en Barranquilla? De 558 que participaron el 76% se mostró a favor y un 44% no está de acuerdo. (Ver comentarios).

Los cabildantes también expresaron su punto de vista sobre la medida que fue una promesa de campaña del mandatario de los barranquilleros.

El presidente del Concejo, Juan Carlos Ospino (Partido de la U), expresó su apoyo y dijo que Barranquilla estaba a la espera de esta medida.

“Aspiro que nos vaya bien, que esto sea una iniciativa exitosa para el bien de la convivencia y la seguridad de los barranquilleros”, señaló Ospino al considerar que la medida es acertada y que las mismas fueron planteadas por el alcalde Char para mejorar la seguridad en todas las localidades y barrios, respondiendo a las peticiones de los ciudadanos.

Dice que ve un esfuerzo institucional de la policía, pero todavía le hace falta más operatividad, más respuesta en cuanto a los resultados y es apenas propio que el Alcalde busque otras condiciones para apoyar esa labor de la Policía sin que se le sustituya su obligación, sino que por el contrario se apoyen, de manera especial en los sitios más álgidos de Barranquilla.

El concejal Carlos Meisel (Centro Democrático) también se mostró de acuerdo con la vigilancia del Ejército en las calles de Barranquilla.

“Que me digan guerrerista, si me quieren decir guerrerista, pero prefiero mi Ejército Nacional, que a los combatientes de la Farc como pasó en Conejo (La Guajira). Prefiero a mi fuerza pública a que venga la delincuencia a apoderarse de las calles de la ciudad”, dijo el concejal Meisel.

“Necesitamos al Ejército, a la Fuerza Aérea y la Armada”

El alcalde de Soledad, Joao Herrera, anunció programas y estrategias en beneficio de la comunidad y advirtió que trabajará en conjunto con la Fuerza Pública para obtener resultados contundentes. Herrera espera que desde Barranquilla, Alejandro Char apoye la puesta en marcha de la misma iniciativa en el municipio. “Necesitamos al Ejército, a la Fuerza Aérea y a la Armada Nacional en las calles”, dijo Herrera.

Agregó que “entre todos podemos hacer un buen trabajo; la administración invertirá en programa sociales que disminuyan la pobreza y la desigualdad, y la Fuerza Pública nos garantizará la seguridad”.

Mayor percepción de seguridad

Análisis de Luis Fernando Trejos
La presencia del Ejército en las calles de la ciudad (cosa que ya sucedía en ciertos lugares), soló generará una mayor percepción de seguridad, pero en nada resolverá los graves problemas de inseguridad que se presentan en sectores periféricos de la ciudad. En el mejor de los casos, el crimen se trasladara a sectores contiguos o cambiara de horario. Se debe entender que la inseguridad es una consecuencia de profundos problemas sociales y los mismos no se resuelven por vía militar o policiva, sino con intervenciones socio-económicas de largo plazo.
Luis Fernando Trejos Rosero es profesor investigador, coordinador académico de la Maestría en Relaciones Internacionales de la Universidad del Norte.

Fuente: Elheraldo

Contáctenos

Deje en nuestras manos su Seguridad!