29 octubre, 2016 serviesco

Char anuncia videovigilancia en 800 buses antes del 31 de diciembre

Con el objetivo de contrarrestar los atracos denunciados por representantes de las empresas de buses de servicio público en sectores del Suroccidente y Suroriente de Barranquilla, sobre todo cuando llueve, el alcalde Alejandro Char dio a conocer que el Distrito, el Área Metropolitana de Barranquilla (AMB) y algunas firmas transportadoras ultiman detalles de un programa que comprende la instalación de cámaras de vigilancia en 800 vehículos.

El mandatario señaló, que la materialización del plan costará $6.200 millones, de los cuales la Administración Distrital aportará $3.200 millones y el sector privado desembolsará $3.000 millones. Indicó, asimismo, que la meta es desarrollar la primera etapa de esa iniciativa antes de finalizar el año.

“El proceso va por muy buen camino porque el Distrito, el AMB y los representantes de los transportadores han expresado que hay una disponibilidad financiera para respaldarlo”, afirmó el gobernante local, destacando que los recursos públicos “están asegurados”.

De igual forma, manifestó que algunos representantes del gremio transportador “firmaron un memorando de entendimiento” en el que se comprometen a cofinanciar la iniciativa ideada para el fortalecimiento de la seguridad ciudadana”.

Char atribuyó la importancia del proyecto a que representa una herramienta tecnológica de utilidad para la Policía porque –dijo- le permitirá ejercer una labor más efectiva. Detalló que los buses cobijados por la iniciativa tendrán un botón de pánico que permitirá hacer seguimiento, en tiempo real, de lo que ocurra dentro del vehículo.

En un segundo renglón, expresó que tendrá un valor significativo para la unidad investigativa porque “el video se convierte en una prueba que podrá ser aportada al proceso, por lo que podrán haber mayores probabilidades de justicia”.

Desde su perspectiva, las cámaras de vigilancia simbolizarán un elemento disuasivo que impactará de forma notable la comisión de delitos en los buses de servicio público. “En cuanto se sepa que el transporte público de Barranquilla estará más custodiado, seguramente empezarán a disminuir los atracos”, agregó.

Peleas bajo la lluvia

La lluvia se ha convertido en motivo de zozobra y angustia para la población barranquillera, más allá de los arroyos que suelen aparecer cuando el agua cae a cántaros. Por un lado, están las pandillas juveniles que aprovechan el fenómeno atmosférico para salir a atacarse con piedras, armas blancas y de fabricación artesanal.

Respecto a esta clase de enfrentamientos, que el martes cobraron la vida de un joven de 19 años en el barrio Los Ángeles I, el director del Área Metropolitana de Barranquilla afirmó que están trabajando conjuntamente con el Fondo de Seguridad y la Policía para identificar a los integrantes de esos grupos.

La apuesta inicial está focalizada en un “acompañamiento social” que incluiría actividades lúdicas. Si la intervención recreativa no surte el efecto previsto, el plan incluiría un componente punitivo. “Sabemos que algunos combos asumen las peleas como una acción recreativa perversa que pueden estar unidas a delitos, por eso es fundamental hacer un seguimiento detallado y efectivo. Si hay una situación delictiva, el tratamiento debe incluir el trabajo operativo de la Fiscalía General y la Policía”, puntualizó el funcionario.

Fuente: Elheraldo

Contáctenos

Deje en nuestras manos su Seguridad!