7 abril, 2015 serviesco

Barranquilla, 202 años superando los grandes retos de su historia

Con su nueva cara, la ciudad ha recuperado su lugar de importancia en el país.

A lo largo de sus 202 años de haber sido erigida en Villa, Barranquilla se ha caracterizado como la ciudad de los grandes retos.

La misma historia ha convertido la ciudad en pionera de grandes hechos que han significado el despegue de muchas actividades económicas, sociales y deportivas, no solo de la región sino también del país.

Nadie discute el aporte que la ciudad le ha entregado al país en materia industrial, posicionándola como la cuarta en importancia, con grandes compañías que han significado generación de empleos y desarrollo económico.

Por eso, Barranquilla es reconocida, nacional e internacionalmente, como pionera de la aviación, al constituirse aquí la segunda aerolínea del mundo y la primera en Colombia: Scadta. Además, de lo que significó para impulsar el servicio de correos.

A ello se suma la primera empresa privada del servicio de telefonía, la fundación de las Empresas Públicas Municipales, la Zona Franca Industrial y Comercial, la apertura de Bocas de Ceniza otorgándole la doble condición de puerto marítimo y fluvial, la radio comercial, así como el ordenamiento urbano que se convirtió en ejemplo nacional.

No hay que olvidar tampoco que Barranquilla es la cuna del fútbol en Colombia y que el Carnaval se ha constituido en la fiesta folclórica y cultural más importante del país. Por ello mediante Ley 706 del 26 de noviembre de 2001 el Congreso de la República lo declaró Patrimonio Cultural de la Nación. Y el 7 de noviembre de 2003 la Unesco lo declaró Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Sin embargo, el vertiginoso progreso se detuvo en una época, quizás obedeciendo a una clase política y dirigente que se apartó de la realidad, no mantuvo el ritmo de crecimiento y prevalecieron en ellas más los intereses personales que los colectivos.

Ese receso dio al traste con los grandes avances que traía la ciudad, porque condujo prácticamente a la descomposición de los más elementales servicios, frenando el desarrollo de su infraestructura, llevándola al borde del abismo.

Con este panorama, totalmente contrario al que venía presenciando la ciudad, hubo necesidad de profundos cambios. Un acueducto paralizado, debido a la falta de insumos químicos como consecuencia de la reinante corrupción en las Empresas Públicas Municipales, dio origen a la creación de una nueva prestadora, con un esquema público – privado. Así nació la Triple A.

Lo mismo sucedió con la Empresa Municipal de Teléfonos (EMT), que le dio paso a la Empresa Distrital de Telecomunicaciones (EDT). Esta a su vez fue liquidada, cuando ya estaba en marcha la nueva empresa Metrotel. El experimento de Batelsa en reemplazo de la EDT no dio resultado y ello aceleró la privatización.

También hubo necesidad de desempolvar el cuidadoso estudio de la Misión Japonesa, que planteaba un nuevo ordenamiento urbano, con soluciones puntuales para temas tan sensibles en la ciudad como los arroyos, el transporte masivo, el saneamiento de los caños y el Centro Histórico.

De manera complementaria, el Plan Integral de Desarrollo del Area Metropolitana de Barranquilla (Pidamb), adoptado mediante Acuerdo Metropolitano No. 4 de 1982, también advirtió necesarias y profundas reformas urbanas en la ciudad.

Ante el estado caótico al que llegó la ciudad, paulatinamente se han ido adoptando los ajustes urbanísticos, ahora con un presupuesto oficial más fortalecido desde que el Congreso de la República, mediante Acto legislativo No. 1 del 17 de agosto de 1993, declaró a Barranquilla como Distrito Especial industrial y Portuario.

La renovación del Centro Histórico, con la canalización de los caños, ha sido una de las principales tareas, así como la adopción del sistema de transporte masivo o Transmetro.

También se han emprendido soluciones puntuales para los arroyos, como los casos de las calles 79 y 84, al igual que la ampliación y mejoramiento de importantes vías para mejorar la movilidad.

Dentro de las nuevas estrategias también está la decisión política y administrativa de no volver a darle la espalda al río. Hoy, con una política “de frente al río” trascienden obras como la Avenida del Río con su Malecón Turístico, así como el Corredor Portuario.

Todo ello complementado con el Superpuerto de Bocas de Ceniza, en el extremo del tajamar occidental, que tendrá características de multipropósito para canalizar la mayor y más variada cantidad de mercancías posible, generando un buen volumen de empleos, además de propiciar el desarrollo en toda su zona de influencia.

Adicionalmente, la ciudad se prepara para organizar, por segunda vez en su historia, los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en el año 2018.

Al igual como ocurrió con la realización de los V Juegos en el año 1946, la ciudad espera contar con una excelente dotación de escenarios deportivos, generar infraestructura de movilidad y, fundamentalmente, contar con un nuevo modelo urbanístico. La meta siguiente será la organización de los Juegos Nacionales, contando ya con los escenarios necesarios.

No obstante, aun cuando los sistemas de salud y educación también muestran otra cara, se debe avanzar más en la calidad de los servicios. Lo mismo sucede con la caótica invasión del espacio público que es necesario recuperarlo, mejorar los índices de seguridad y generar lugares de convivencia como se ha venido haciendo con la recuperación de los parques.

Lo importante es que el oportuno despertar de la ciudad ha dado sus buenos frutos, como ha quedado demostrado en los últimos años. Lo que significa que Barranquilla sigue caracterizándose por superar los grandes retos que le impone su historia.

Se han superado muchos retos. Y todavía quedan otros que seguramente también serán superados. No en vano, la poetisa Amira De la Rosa describió este pundonor en el Himno: “Barranquilla sabe cantar/ y sobre el yunque martillar/ tajamares de Bocas de Ceniza / cuchillada del río sobre el mar / al Caribe central colombianiza / tu robusta aptitud de navegar”.

Fuente: Zonacero

Contáctenos

Deje en nuestras manos su Seguridad!