26 agosto, 2016 serviesco

Al ‘Robo hormiga’ hay que hacerle frente con tecnología

La actividad comercial continúa fortaleciéndose como uno de los sectores más importantes de Colombia. Se trata de un mercado muy atractivo que ofrece condiciones ideales para que constructoras, cadenas de grandes superficies y algunas de las más reconocidas marcas nacionales e internacionales, contemplen la posibilidad de consolidar su presencia en el país con la apertura de nuevos centros comerciales, tiendas y puntos de venta.

Un reciente informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, confirma el momento del comercio en Colombia. Según la entidad, las ventas en grandes superficies e hipermercados ascendieron a los $22,8 billones de pesos durante el primer semestre del año en curso, un 12,4% más que durante el período inmediatamente anterior. Por su parte, la Asociación de Centros Comerciales de Colombia, Acecolombia, asegura que en lo que resta de 2016 se dará apertura a 18 complejos comerciales en ciudades capitales e intermedias del país.

Sin embargo, existen situaciones adversas con las que las organizaciones comerciales deben lidiar y buscar soluciones inmediatas para que el negocio continúe siendo rentable. El precio de las divisas, la valorización de terrenos, el comercio electrónico y la fuerte competencia, son algunas de las variables que inciden en la estabilidad y comportamiento de un sector muy dinámico.

Uno de los desafíos más importantes del sector comercial en Colombia es el de la seguridad, si se tiene en cuenta que los almacenes son establecimientos susceptibles a la sustracción de mercancías. Esta modalidad de hurto, más conocida como ‘robo hormiga’, incide negativamente en la rentabilidad de los negocios, ya que diariamente se pueden producir en una tienda múltiples situaciones de estas características. Este era un problema al que no se le daba la atención necesaria y al que hoy, como respuesta a los preocupantes indicadores, se le está buscando una solución efectiva e inmediata.

Según la Federación Nacional de Comerciantes Fenalco, el índice de este tipo de casos se ha incrementado en un 64% en tan solo cinco años. Por su parte ALTO, organización especializada en la prevención y reducción de los efectos ocasionados por el robo en establecimientos, informa que las pérdidas relacionadas a este fenómeno superan los 150 millones de dólares, lo que equivaldría a cubrir 14.009 puestos de trabajo.

Esta coyuntura plantea un escenario propicio para pensar en alternativas que permitan controlar situaciones en las que las mercancías se encuentren amenazadas y que reduzcan los tiempos de respuesta ante cualquier eventualidad. Para ello, es importante el desarrollo de sistemas de vigilancia efectivos en los que las soluciones tecnológicas de comunicación cumplen un papel fundamental para apoyar la labor de campo de los guardas en los establecimientos. Otras cifras de ALTO informan que las formas más comunes detectar la sustracción de mercancía en establecimientos son en su orden: personal de seguridad, 45%; las antenas, 22% y las cámaras en un 21%.

“Para prevenir este problema que cada año genera grandes pérdidas a las superficies comerciales, es importante dimensionar la situación y hacerle frente con estrategias eficaces, que apoyadas con soluciones tecnológicas, no solo colaboren con la detención de los ladrones, sino que desincentiven a los delincuentes a continuar hurtando mercancía, por pequeña que sea”, afirmaRafael Fernandez Feo, experto en el desarrollo de soluciones para seguridad privada, de Motorola Solutions.

Contáctenos

Deje en nuestras manos su Seguridad!